la vuelta del Guerrero

Cabalgo de noche, con el frio viento cortando mi rostro, rostro barbado por el tiempo que he pasado alejado. he tenido que dejar de ser hombre y convertirme en bestia, para poder huir de mi encierro. Converti mis
manos en garras afiladas cual cuchillos, tan solo por el anhelo de mirarte una vez mas. ahora atravieso el mar, y aún no ha llegado nada que me impida estar contigo mi Princesa…te amo, y te amaré incluso, mas alla del horizonte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s