AURORA

 

 

Brillos y destellos acaecieron esa noche, con tonos púrpuras y verdes, cual si fuera una noche de desenfrenada pirotecnia.  En un instante mi conciencia fue arrebatada, y el espacio y tiempo parecieron doblarse dentro de mi mente, en un nuevo sentido, un sexto sentido, que nunca se había manifestado en mi. ¿Muerto? Tal vez,  y posiblemente este era mi viaje al mas allá. La velocidad se hizo  mas grande, a cada momento, parecía aumentar de manera exponencial. Los destellos púrpuras y verdes, empezaron a tornarse en un blanco puro y brillante resplandeciente, hasta que llegue a un punto donde ya no parecía haber movimiento. Aquí todo se detuvo. No había pulso, no había calor ni frío. Mis ojos no veían, y sin embargo, puede observar todo, si es que algo se podía observar. Todo era blanco, resplandeciente como dije, como si solo hubiera luz. Tal vez así se siente al estar dentro de una estrella.  No había cuerpo solo conciencia, una conciencia rodeada de luz blanca y brillante. Me pareció escuchar tu voz,  mas bien una sutil y furtiva risa, como de un niño que se alegra con los mimos de su padre.  No te vi, pues no tenia ojos, no te oí, pues no había oídos. No había nada, solo conciencia.  Y sin embargo ahí apareció, tu rostro y tu figura, tu cuerpo tantas veces objeto de mi deseo, pasión y amor eterno. Eterno me parecía ese momento, te quise tocar, pero no había manos, te quise besar, pero no había labios, solo tu, tu etéreo cuerpo, flotando entre aquel espacio blanco y brillante.  Eras una con la luz, y así era tu piel, como la de una estrella. Ahora comprendo. Desde que me dejaste, tu espíritu se convirtió en una estrella. Ahora yo estaba ahí, en ese tu dominio personal, tu castillo interior, esa morada eterna donde me esperas, donde aguardas, el momento en que yo abandone a los mortales. Ahora solo me queda, tomar el sendero por donde llegue, pasar del blanco brillante, a los púrpuras y verdes, para una vez mas, estar ante aquel azul obscuro cielo, salpicado por estrellas, y entre todas ellas, reconozco la tuya, en esa donde me esperas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s